La Costa Norte Radio

Ventas del Viernes Negro pierden fuerza en Estados Unidos

Sabrina Kelley y Patricia Graham hacen sus compras del Viernes Negro en el Berkeley Mall de Goldsboro, Carolina del Norte, 28 de noviembre de 2014.
Sabrina Kelley y Patricia Graham hacen sus compras del Viernes Negro en el Berkeley Mall de Goldsboro, Carolina del Norte, 28 de noviembre de 2014.
NUEVA YORK.  El gran día de compras conocido como Viernes Negro ha comenzado a causar fatiga en Estados Unidos.

Debido al adelanto de ofertas, el aumento de compras por internet y una economía ambivalente se redujo el número de compradores durante el feriado de cuatro días que comenzó el jueves con el Día de Acción de Gracias, según una encuesta que difundió el domingo la Federación Nacional de Minoristas.

En total 133,7 millones de personas compraron en tiendas e internet durante los últimos cuatro días, 5,2% menos respecto de 2013, de acuerdo con un sondeo entre 4.631 consumidores que efectuó la firma Prosper Insights & Analytics para la federación.

Según proyecciones, el gasto de los consumidores será de 50.900 millones de dólares durante todo el feriado, 11% menos respecto de los 57.400 millones de 2013. Y de acuerdo con los pronósticos, los compradores gastarán en ese periodo un promedio de 380,95 dólares, un descenso de 6,4% en comparación con los 407,02 dólares del año pasado.

Esto se debe en parte a que Target, Macy's, Wal-Mart y otras tiendas adelantan sus ofertas desde el Halloween y abren sus tiendas más temprano el Día de Acción de Gracias para marcar el comienzo de la temporada de compras de fin de año, prácticas que restan ímpetu al Viernes Negro y al resto del fin de semana.

Las estadísticas preliminares suscitan preocupación debido a la tendencia a compras parcas de la gente a pesar de una mejora en el empleo y una baja en la gasolina.

Matt Shay, director general de la Federación Nacional de Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés), dijo a la prensa que hay desconcierto ante el efecto de la economía; pero consideró que las personas a las que ha beneficiado la recuperación quizá no tengan necesidad de abrirse paso entre las multitudes para comprarse un televisor o un tostador en oferta.

Y quienes creen que todavía pasan apuros económicos quizá estuvieron faltos de dinero y estirarán lo que tienen para cubrir sus gastos para la Navidad.

"Aunque (los consumidores) tienen más optimismo, son muy cautelosos", dijo Shay a los reporteros durante una teleconferencia. "Todavía buscan rebajas. Si no les gustan no gastarán", afirmó.

En conclusión: seguramente continuarán los grandes descuentos toda la temporada.

"Todos los días serán Viernes Negro. Cada minuto será Ciberlunes", apuntó el directivo.

El Ciberlunes es el lunes siguiente al Viernes Negro y fue creado por las empresas para impulsar las compras por internet. El Viernes Negro se llama así porque es cuando las tiendas regresan a los números negros en sus cuentas.

La continuidad de las ofertas podría ser lo necesario para que los consumidores abran sus carteras en la temporada de compras de fin de año, la cual representa 20% de las ventas anuales del sector minorista.

Diariolibre.com
Facilitado por Blogger