La Costa Norte Radio

Contrato para renovación de fachadas preocupa a vecinos de la Zona Colonial

Los trabajos de renovación de la Ciudad Colonial continúan.
Los trabajos de renovación de la Ciudad Colonial continúan.
SANTO DOMINGO. En la primera etapa de la renovación de fachadas de la Ciudad Colonial se ha informado la intervención de las primeras 37, bajo la responsabilidad de los arquitectos Ligia Calero, Esteban Prieto y Ruth Velásquez, ubicadas en las calles Arzobispo Meriño, Emiliano Tejera, Restauración, Gregorio Luperón, 19 de Marzo, Salomé Ureña, José Reyes, Las Mercedes, Duarte y Hostos.
El anuncio fue tomado con preocupación por residentes de las viviendas y propietarios de negocios, quienes señalaron que las responsabilidades del contrato son difíciles de cumplir, y que no quedan claras. Las personas que se encuentran entre las calles Isabel La Católica y Arzobispo Meriño, a quienes les han llevado los documentos del Ministerio de Turismo advierten que de los puntos que despiertan dudas está el artículo Quinto donde el firmante “se compromete a darle mantenimiento preventivo, reparaciones, pinturas, y limpieza de fachadas necesarias para garantizar la conservación de las condiciones en que las mismas fueron entregadas, incluyendo reparaciones en techos y otras áreas intervenidas por el Programa que pudieran afectar las fachadas rehabilitadas”.
Vecinos que habitan o tienen negocios próximo a lugares de circulación de mercancía y en centros de actividades nocturnas como bares, sostienen que parte del problema del mantenimiento limpio de las fachadas es que los que descargan mercancías las colocan en plena acera, lo que ensucia las paredes y las deterioran y en el caso de los negocios nocturnos, los visitantes de estos salen a la calle, se orinan y colocan los pies sobre las paredes. A otros tampoco les queda claro el hecho de que en el noveno artículo del contrato se indica que “en caso de que los recursos de El Fondo no son suficientes para realizar a satisfacción las obras de restauración en las fachadas, dejamos a consideración del propietario del inmueble o su apoderado legal, la posibilidad de que los mismos realicen las aportaciones que consideren de lugar a esos fines, si lo estimaren conveniente”.
En este caso la preocupación de los vecinos es que pese a que se señala “si lo estimaren conveniente el propietario o apoderado legal”, los moradores creen que si la obra queda inconclusa por falta de recursos o de manera deliberada ellos estén obligados a terminarla porque no estarían dispuestos a dejar los trabajos a medio término, con los frentes llenos de andamios o incompletos.
Diariolibre.com
Facilitado por Blogger