La Costa Norte Radio

Danilo Medina le gana a Hipólito Mejía en puntualidad a los actos

Ya no se ven los guardias presidenciales en las carreteras.
Ya no se ven los guardias presidenciales en las carreteras.
SANTO DOMINGO. De los más recientes presidentes que ha tenido la República Dominicana se creía que Hipólito Mejía era el más puntual en asistencia a las actividades oficiales, pero el mandatario Danilo Medina lo supera.
Medina casi siempre se adelanta a la hora de inicio de las actividades que encabeza. El 27 de febrero, cuando el mandatario rindió cuentas al país, llegó al Congreso Nacional a las 9:53 a.m., pese a que en la agenda estaba previsto que fuera a las 10:00a.m. La vicepresidenta Margarita Fernández, que como lo establece el protocolo debe llegar antes, lo hizo a las 9:50 a.m.
Ese mismo día, la agenda oficial establecía que el presidente depositaría una ofrenda floral en el Altar de la Patria a las 2:15 p.m., el Presidente llegó a la 1:40 p.m.
El 21 de febrero, día de la Bandera, fue celebrado un acto de izamiento de la enseña tricolor en el Palacio Nacional a las 8:00 a.m., Medina estuvo en la casa de gobierno a las 7:30 a.m., y bajó de su oficina a la explanada a la 7:54 a.m., por lo que hubo que esperar unos seis minutos.
Por lo regular, las actividades del mandatario son a las 10 de la mañana, y no importa si el lugar es distante de la ciudad, siempre llega antes.
Lo opuesto a Medina fue el ex presidente Leonel Fernández, que durante sus tres gobiernos se caracterizó por llegar con retraso a los actos oficiales.
En ocasiones, cuando las actividades eran de la Iglesia Católica, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez las iniciaba sin la presencia de Fernández, por- que no llegaba a la hora programada. En otros casos se marchaba del lugar por considerar como una falta de respeto la acostumbrada tardanza del Jefe del Estado.
Casi siempre en la agenda oficial, la hora de las actividades era a las 11:00 a.m., pero el mandatario llegaba hasta hora y media después.
El ex presidente Hipólito Mejía se distinguió por llegar puntual a los lugares donde encabezaba actos oficiales.
Otra característica
Ayer, mientras el Presidente se trasladaba por carretera a Baní, Diario Libre lo alcanzó, sin proponérselo. Sin centellas en los vehículos, sin flanqueadores motorizados, Medina se desplazaba a una velocidad de 60 kilómetros por hora con sólo dos yipetas delante y otras dos detrás. Los conductores rebasaban sin ser obstaculizados, y se percataban de que el Presidente iba a su lado cuando veían la placa número 1.
Al llegar a la escuela de Villa Sombrero, donde se hizo la inauguración, una yipeta estaba estacionada a la derecha de la estrecha carretera, por lo que el vehículo presidencial tuvo que subir al contén para poder cruzar.
Diariolibre.com
Facilitado por Blogger