La Costa Norte Radio

PRESIDENTE CORTE APELACION DE PUERTO PLATA DEFIENDE INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL.doc; PERO ADMITE INFLUENCIA POLITICA

Manuel Gilbert
PUERTO PLATA.-El presidente de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Puerto Plata, Pedro Balbuena, defendió los niveles de independencia que ha alcanzado el Poder Judicial desde la primera ola de cambio que ha venido experimentando el sector Justicia desde el año 1997.
El magistrado Balbuena destacó al ser entrevistado en el programa televisivo "Sin Límites" que se difunde los domingos por Musa Visión, Canal 10, que esos niveles de independencia se han puesto de manifiesto, incluso, en los procesos complejísimos que se han verificado en la sociedad dominicana.
Al ser cuestionado sobre el supuesto secuestro de las Altas Cortes que políticos opositores y medios de prensa denuncian constantemente que se ha producido para garantizar impunidad a Leonel Fernández y colaboradores de su gobierno dijo que "la prensa dice muchas cosas y los políticos opinan".
"Evidentemente, yo no puedo emitir un juicio en relación a eso, porque, incluso, tuve la oportunidad de participar en las pruebas como aspirante al Tribunal Constitucional y a la Suprema Corte de Justicia", señaló.

El magistrado Pedro Balbuena entiende que a él y a los demás aspirantes no lo dejaron fuera por designios del doctor Leonel Fernández para procurarse impunidad, sino porque "no había camas para tanta gente y los asientos en las Altas Cortes eran limitados".
"Eso es verdad, ahí habían muchos candidatos, entre ellos, muchísimos excelentes y, de hecho, en la Suprema Corte de Justicia, hay jueces que enorgullecen al sistema judicial, como José Alberto Cruceta y Francisco Jerez, que son personas que merecieron su designación por tener una dilata carrera judicial", subrayó.

Selección de jueces de Altas Corte tiene un alto componente político en el mundo
Admitió, sin embargo, que "la selección de los jueces de las Altas Cortes tiene un alto componente político, lo que es propio del órgano en que se van a desempeñar y eso no solo ocurre en la RepúblicaDominicana, sino que acontece en todos los países del mundo, a la hora de seleccionar los magistrados de los Tribunales Supremos".
Al ser cuestionado en el sentido de que esa tesis se contrapone a la separación de los poderes del Estado invocada por Louis Montesquieu en su obra "El espíritu de las leyes", expresó que el sistema de freno y contrapeso que garantiza la Constitución lo que quiere es que el poder frene al poder".
"La separación no es aislamiento, es, digamos, una función que es, en cierto modo, de cooperación y de control reciproco. En Estados Unidos, por ejemplo, quien propone los jueces al Senado para el Tribunal Supremo es el presidente de la República y en todos los países existe un gran componente político en la designación de esos jueces", expuso.

En ese sentido, el titular de la presidencia de la Corte de Apelación de Puerto Plata afirmó que "los jueces de la Suprema Corte de Justicia y los del Tribunal Constitucional, en gran medida, la decisiones que dictan tienen un gran contenido político, por lo que la forma como tradicionalmente se le entendido no es lo correcto".
"La separación de poderes no significa que los poderes funcionen como compartimientos estancos; hay vasos comunicantes entre los poderes que hacen que exista una colaboración entre un poder y otro, de manera tal, que el poder pueda controlar al poder", apuntó el destacado jurista puertoplateño.

No obstante su explicación de cómo funciona en el mundo esta cuestión, el licenciado Pedro Balbuena dijo que lo ideal sería que los jueces sean seleccionados accedan a esos cargos no solo por razones políticas, sino también por tener mérito en ejercicio de su carrera y por la capacidad que tengan para desempeñar las funciones que están llamados a desempeñar en esos puestos tan importantes.

Puertoplatahabla.com
Facilitado por Blogger